Papel, plástico, vidrio, metales y fracción húmeda son residuos que, si se recogen y seleccionan correctamente, permiten un ahorro de 6.500 millones en las importaciones de materias primas del extranjero. Además, gracias a la utilización de lo que los técnicos definen como Mps, esto es, materias primas secundarias, Italia ahorra ya hoy 2.000 millones de euros de energía, igual al 10% del consumo eléctrico.

La industria del papel es el sector que más destaca, donde el ahorro de materias primeras vírgenes es muy elevado; de hecho, en los últimos 15 años, el papel reciclado casi ha doblado su porcentaje, pasando del 26% del total en 2000 al 47,7% en 2015. En el sector de las materias plásticas, el empleo de los materiales de recuperación conlleva ahorros de unos 500 millones de euros anuales.

En su totalidad, la industria de la gestión de residuos crece de manera estable en los últimos años, llegando a una facturación que supera los 9.500 millones de euros, casi tres veces la del futbol italiano. Pero las empresas más dinámicas se están desarrollando sobre todo en el sector de la selección y de la valorización de los materiales recogidos, bien sean urbanos o industriales.

Forrec sostiene y entra por derecho propio en esta hilera de la economía ecológica, apoyando a los operadores con instalaciones específicas para cualquier tipo de residuo sólido urbano e industrial, pero también con sistemas completos de selección con el objetivo de valorar el tesoro que hay en el interior del contenedor.