Los sistemas de cribado son el elemento fundamental en una línea de selección o preparación de residuos sólidos urbanos para la posterior reducción en CDR.

De hecho, las cribas permiten una separación precisa de la fracción húmeda, pero también la separación de materiales por debajo de un determinada dimensión destinados a valorizaciones y tratamientos posteriores.

Hace aproximadamente un año, Forrec ha presentado una versión innovadora de criba de discos, estudiada y diseñada para superar algunos problemas que se encontraron en las tradicionales cribas del mercado. Después de un período de tiempo lo suficientemente largo como para permitir analizar los resultados, y con una serie de modelos que operan en todo el mundo, Forrec obtiene resultados incluso superiores a lo esperado. El sistema cónico que impide el enrollado del material alrededor de los ejes rotatorios, ha demostrado ser eficaz y eficiente con los residuos de las más diferentes composiciones; en efecto, la criba no necesita limpieza y no requiere detener la máquina para el mantenimiento, al contrario de las soluciones ofrecidas en el mercado en este momento.

Resultados muy positivos y excelentes, que van mucho más allá de las primeras prestaciones hipotetizadas, tanto en términos de resultados como de capacidad de proceso (hasta 40 ton/h de material).